Exitosa experiencia en el I Campus Pino-Pedraza

El delantero victoreño y el extremo eballense aunaron fuerzas y nombre para organizar la primera experiencia de este calibre en el campo municipal de La Victoria

Como niño con zapatillas nuevas. Así se sintieron los más de 60 niños que pudieron ocupar una plaza –más de una treintena quedaron a la espera de un hueco- en el I Campus Antonio Pino-Alfonso Pedraza. La acción, novedosa en la localidad, se celebró en las instalaciones del campo municipal victoreño aunque fue organizado en colaboración tanto por el Ayuntamiento de La Victoria como el de San Sebastián de los Ballesteros, localidad de Pedraza.
Pino, de demarcación delantero comenzará su segunda temporada en el Guijuelo, del grupo I de la Segunda División B, tras una dilatada experiencia en la categoría. Anteriormente, estuvo en equipos como el Espanyol B, el Huracán Z, el Atlético Astorga, La Hoya Lorca y un paso anterior también por el Guijuelo. Más por la zona, Pino salió de la fábrica de talento del Córdoba CF, pasando por equipos como Peñarroya, Gimnástica Segoviana o Antequera. Con toda esa experiencia, el ariete compartió sus vivencias y su sabiduría con unos niños, que tienen el deporte y el fútbol como filosofía de vida.
En lo que a Pedraza respecta, su carrera es más corta aunque no menos brillante. Tras abandonar el Séneca en cadetes, el Villareal ha sido su casa hasta la actualidad aunque se ha curtido en equipos como el Lugo o más recientemente el Leeds United, un histórico de la Liga inglesa. Actualmente, el extremo sigue perteneciendo al Villareal aunque seguirá formándose en el Alavés, que se ha hecho con sus servicios en calidad de cedido.

Invitados de lujo
Ambos tienen un recorrido inmenso en el mundo del fútbol por lo que no tuvieron apenas problemas en traer invitados de lujo para el disfrute de los niños. El primer día de campus, el montalbeño Antonio Blanco, jugador del juvenil A del Real Madrid y reciente campeón de Europa con la selección española, dio consejos y se fotografió con los alumnos del campus. Algo parecido hizo el aclamado jugador de Montoro Javi Lara, reconocido por sus éxitos en Primera División de la mano del Eibar y una extensa carrera: campeón de la liga india con el Atlético Calcuta, Alcoyano, Irún y en la actualidad el máximo representante del Córdoba CF sobre el campo.

Por La Victoria también se pasó Carlos Martínez, quien tiene todavía fresco en la memoria el ascenso conseguido a la Segunda División A con el Lorca FC, tras ser campeón del Grupo IV de la Segunda División B. Martínez también perteneció al Córdoba CF y tras un extenso historial, el cuadro lorquino ha sido su último destino y parece que su acomodo una temporada más tras ser informado por el club de su continuidad.

Y por último, Javi Hervás. El talentoso jugador viene de descender con el Mirandés en Segunda División A, aunque tal circunstancia no debe empañar la óptima carrera del cordobés. Tras dar el salto del Montilla al filial del Córdoba, Paco Jémez le dio la suficiente confianza en Segunda A para saltar a las portadas de los periódicos por su calidad. A partir de ahí, el Sevilla FC fue su siguiente casa, desde fue cedido a varios destinos como Real Madrid Castilla o Sabadell. Tras no terminar de encontrar su acomodo en la ciudad hispalense, Hervás buscó suerte en el extranjero, primero en el Brisbane australiano y después en Bulgaria, donde su experiencia no fue del todo positiva. Regresó a España para acomodarse en Miranda de Ebro y ahora su futuro está en el aire aunque a buen seguro encontrará un lugar donde seguir demostrando su clase.