ArtSur 2017 reúne proyectos en torno a la cultura underground y la basura en su cuarta edición


Del 2 al 4 de junio, la localidad cordobesa de La Victoria acoge la IV edición del Festival de Arte Contemporáneo ArtSur, una apuesta por la cultura y el acercamiento del arte contemporáneo al público en un medio rural. Este año, los proyectos presentados por los más de 70 artistas participantes tienen como temática conductora los conceptos de basura y cultura underground, dos ideas que pueden converger en una misma propuesta artística.

A lo largo del primer fin de semana de junio, ArtSur muestra obras pertenecientes a diversas disciplinas, como pintura, escultura, fotografía, artes escénicas, lenguaje audiovisual y música. Las intervenciones se realizan en entornos urbanos y rurales, y tienen un carácter formativo que se concreta a través de la implicación de vecinos de la localidad en las propias prácticas artísticas.
Las posibilidades conceptuales y estéticas que ofrece la utilización de objetos desechados en obras que les proporcionen nuevos significados y usos son infinitas. Además, la basura constituye un eje central apropiado para el festival dada la estrecha relación con el entorno y el paisaje que mantienen los vecinos de La Victoria y la propia trayectoria de ArtSur.
El otro eje de esta edición, la cultura underground, es un revulsivo ante los valores artísticos y conceptuales impuestos desde la mayoría, algo que forma parte de la propia esencia del arte contemporáneo. Cabe destacar que muchas de las intervenciones se llevan a cabo en la calle o en espacios secundarios, invisibilizados: el entorno más propicio para el desarrollo de las manifestaciones de la contracultura.

El festival de arte contemporáneo ArtSur cuenta en su trayectoria con más de un centenar de actividades, en las que han participado, hasta la fecha, trescientos artistas nacionales e internacionales. Desde 2015, este encuentro forma parte del proyecto Periféricos, de Diputación de Córdoba.

La basura y la cultura underground, temas principales de ArtSur 2017

La estrecha relación con el entorno y el paisaje ha constituido uno de los pilares del festival ArtSur desde sus inicios, si bien en la presente edición se plantea una profundización en este vínculo. La desubicación en un mundo cada vez más deshumanizado y contaminado, nuestra efímera relación con los objetos de consumo –y la propia cosificación de las personas como producto-, el olvido y la degradación del entorno que nos rodea… son algunas de las temáticas conductoras de las intervenciones que se realizan en ArtSur 2017. Por otro lado, el empleo en los procesos de creación de piezas artísticas, funcionales o estéticas de materiales y elementos que han prestado servicio en anteriores conceptos y formas, y que ahora son considerados de desecho, posibilita su vuelta al ciclo de producción y consumo y despierta conciencias. Los creadores promueven, de este modo, la reflexión respecto a uno de los problemas más acuciantes de nuestro tiempo: el tratamiento de la insostenible cantidad de residuos que generamos desde hace décadas. Además, la utilización de una materia prima abundante y variada como son los materiales y objetos desechados permite unas posibilidades estéticas y conceptuales infinitas.
Asimismo, la preocupación por el medio ambiente y la concienciación conecta con el espacio en el que se desarrolla ArtSur, un entorno rural al que la población de La Victoria se encuentra estrechamente vinculada, y cuya degradación puede afectarla de manera muy directa. El problema está, así, ligado de manera indisociable a nuestro tiempo (la contemporaneidad) y espacio, tanto local (nuestro entorno inmediato) como global (ya que se trata de un problema planetario).
Por otro lado, el concepto de cultura underground –literalmente, subterráneo- define aquellos movimientos culturales y artísticos alternativos, ajenos o contrapuestos a la cultura de masas u oficial. Pero, como el arte es indisociable de la sociedad y de su tiempo, el underground o contracultura no solo se opone a la estética o arte mayoritario: también a muchos de los valores sociales impuestos por la tradición. Así, esta puede erigirse, bien en oposición a ellos, bien en el contrapeso de una balanza que restaura un equilibrio entre las corrientes artísticas y de pensamiento. Esta tensión conduce a una de las características de la cultura underground, el dilema oposición-asimilación: una corriente artística o cultural nace como alternativa u opuesta a la mayoritaria hasta que, poco a poco, va siendo asumida por esta y acaba derivando hacia culturas de consumo, perdiendo así su significado o finalidad original. Por todo ello, los artistas que van a trabajar este concepto de cultura underground en ArtSur 2017 realizarán intervenciones rompedoras con las convenciones propias de las diferentes disciplinas artísticas, algo que forma parte de la misma esencia del arte contemporáneo.
Cabe destacar cómo buena parte de los agentes de la contracultura han aunado en sus obras las ideas de basura y cultura underground, los dos leitmotiv de esta 4ª edición del festival ArtSur. El peyorativo concepto de ‘cultura basura’, aplicado por la cultura oficial a las manifestaciones minoritarias, ha sido tomado y transformado por estos artistas, que reivindican formatos considerados menores -ya por incomprensión o desconocimiento- como el cómic, la televisión, la literatura pulp o el cine de serie B.