Algo más que motos clásicas

La novena Reunión de Motos clásicas fue sin duda otro éxito más. Se pudo disfrutar de un magnífico día en el que el motor fue el centro de atención


Buenos datos de participación en la novena edición, que cumplió con los pronósticos

El pasado cuatro de diciembre se celebró en La Victoria la octava edición de la Concentración de motos clásicas. Para el evento no solo asistieron motos clásicas puesto que fueron muchos los moteros que no conducen una moto de tal tipo pero sí que sienten la pasión por ellas. Otros en cambio, presentaron sus coches de gama clásica para disfrutar y pasar el día de igual manera.

Desde muy temprano ya se podía respirar el olor a gasoil y escuchar el run run de apretar el gas en cada uno de las motocicletas. Con llegada al recinto ferial, los moteros, surtos desde diferentes rincones de Andalucía y de fuera de ella, se bajaban de sus coches y motos y conversaban, como si se conociesen de toda la vida. Hablaban de motos, de motores y bielas, anécdotas de viajes. Todo relacionado con su tesoro y su joya.

Como cada año, tocaba pasear por en ellas y gustarse por las calles de la localidad y por las de las localidades vecinas, recordando aquellos tiempos en los que esos paseos eran lo máximo –igual que ahora lo sigue siendo- para ellos.

A su vuelta, tocaba reponer energías con una cervecita y un buen perol de arroz, todo muy bien llevado por la Asociación de Motos Clásicas de La Victoria y controlado por los diferentes cuerpos prestados: Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y demás voluntarios tanto del Ayuntamiento como ajenos.

Premios, sorteos y regalos continuaron la velada que una vez más llegó a su fin para emprender viaje de vuelta. No se preocupen, el año que viene más.