Poda de árboles


Con esta medida se busca mejorar la seguridad de la zona.

Durante las dos primeras semanas de octubre, operarios de mantenimiento del Ayuntamiento victoreño, así como un equipo completo del Taller de Empleo, han llevado a cabo labores de poda en diversas zonas de la localidad por motivos de seguridad y prevención de posibles accidentes.
La poda más drástica, que ha implicado la eliminación de árboles por completo, ha sido llevada a cabo en los flancos de la carretera de entrada a La Victoria desde Aldea Quintana (A-3052). Los árboles talados en esta zona eran olmos, una especie cuyo entorno natural son las riberas de arroyos y ríos, pero que aquí fueron plantados hace muchos años sin tener conocimiento de que podían generar problemas a largo plazo, ya que se trata de un árbol que requiere muchas labores de mantenimiento y del que se desprenden ramas con facilidad. De hecho, en anteriores ocasiones ya fueron retirados ejemplares situados en esta entrada al pueblo, así como en el cruce de la carretera hacia San Sebastián de los Ballesteros por problemas en el acerado, que quedaba levantado.
Por otra parte, en la zona del colegio, el campo de fútbol y algunos parques también se está llevando a cabo la poda de melias, mientras que en la avenida Santaella se está realizando esta labor en los naranjos.